El Marketing Personal y su impacto en el crecimiento profesional.

A lo largo de tu trayectoria profesional, probablemente muchas veces te ha sucedido, que viste ascender a personas cuyos talentos eran probablemente menores o iguales a los tuyos. Muchas veces te pudiste haber preguntado, que hubiera sucedido si aceptabas o no aquella nueva propuesta La vida está hecha de muchas oportunidades, pero no siempre es fácil tomar la decisión correcta.

En Marketing en general, existen técnicas mediante las cuales hacemos que los posibles consumidores “deseen” un producto, y ese deseo se traduce en una venta, una decisión frente a miles de otras oportunidades más.

En todas las carreras y profesiones, existe más de una persona alrededor del mundo haciendo lo mismo, igual, peor o mejor. Aunque muchas veces creemos que el marketing esta solo reservado para las grandes compañías y sus lucrativos productos, la verdad es que cada uno de nosotros somos y hacemos marketing, muchas veces aun sin darnos cuentan, y a continuación les explicaré el porqué:

La importancia de la Investigación de Mercados:

Si investigas algo en profundidad, ya encontrarás alguna respuesta creada, es simplemente saber usarla y adaptarla a tus necesidades

Desde los tiempos en que la humanidad existe, siempre se ha buscado “descubrir”. Incluso los seres humanos primitivos buscaban “descubrir” lo que sucedía alrededor, asi han surgido los grandes inventos, por ese deseo de “investigar”, esa curiosidad que va más allá de lo que conocemos. Este deseo insaciable de siempre saber más, es un pilar que debe sostener tu vida. Nunca se sabe lo suficiente porque nada en la vida es estático, lo que hoy conocemos como “novedad”, en unos minutos se transforma en obsoleto.

Como profesionales, siempre debemos estar en esta constante etapa, investigar qué es lo que se valora en el mercado, cual es la novedad en nuestro sector, y lo más preciado aun, es tener por lo menos un conocimiento general, de varias ramas. ¿No les parece maravilloso cuando un Analista Financiero, tiene nociones de uso de plataformas de promoción digital? Tener un básico conocimiento de diversas áreas, te permitirá enriquecer tus conversaciones con personas de diferentes perfiles, y ampliará tus posibilidades de trabajo. Si bien, la especialización es muy valorada, considero que, en mercados pequeños, tener el famoso “de todo un poco” también ayuda bastante. Una manera de hacer investigación de mercados, es formar parte de comunidades específicas, prestar atención de lo que se habla, seguir en Redes Sociales a cuentas referentes, ver noticias, leer diarios. Debes estar atento a siempre buscar aprender algo nuevo, algo que sume a tu “curriculum” y sobre todo, algo que te haga trabajar con eficiencia. Recuerdo siempre, la rueda ya fue inventada, es casi 99,9% seguro que, si investigas algo en profundidad, ya encontrarás alguna respuesta creada, es simplemente saber usarla y adaptarla a tus necesidades, siguiendo este proceso siempre.

La Etapa del Desarrollo del Producto.

Todos tenemos la capacidad de crear, y cuando lo hacemos en grupo, eso se multiplica.

La capacidad de crear, no es un valor reservado solo para los “creativos”, para la gente de “agencia”, todos somos capaces de crear, porque está dentro de nuestros genes como seres humanos. Después de la Revolución Industrial, cuando las cosas empezaron a producirse en masa, básicamente se lograba vender todo, porque existía un mercado virgen, actualmente solo el hecho de “producir” o “saber” algo, no es garantía suficiente de que vaya a venderse, por lo que se requiere de un paso más. La tendencia actual en Marketing es orientar los productos al consumidor, esto básicamente significa: “Crear algo que al consumidor le sirva” y bajo esa misma premisa, debemos mirarnos a nosotros mismos. Nuestra profesión o especialidad es nuestro producto, ¿Qué solución realmente estoy entregando con mi producto? Y cuando me refiero a “solución”, no es pensar en una metáfora poética que supone una realidad inexistente, es ser sinceros con nosotros mismos y ponernos en el lugar del cliente 100%. Por ejemplo: Un contador, no solamente está solucionando “la gestión de llevar el IVA”, esa gestión probablemente la podría llevar una persona, aprendiendo lo básico, un Contador debe ahorrar tiempo y brindar un plus adicional de ser una “alarma”, leer los datos a sus clientes, hacer aquello que su cliente no sabe o no quiere hacer, porque es en ese momento en el que empezamos a ser una solución y se convierte en un servicio por el cual el cliente va a estar dispuesto a pagar.

La famosa “Promoción y Publicidad”

Una infinidad de posibilidades, a nuestro alcance.

Primeramente, hablemos de ambas diferencias. La promoción busca generar una acción, es el conjunto de técnicas que se llevan a cabo para realizar una acción de venta, suelen ser descuentos, promociones especiales, entre otras cosas. La publicidad, es el conjunto de acciones que buscan transmitir una idea o concepto, cuyo resultado final, es registrar la venta, que puede ser la venta de un producto, servicio o en otros casos, de una idea.

Hacer algo bien, y que nadie lo sepa, es casi lo mismo a no saber hacerlo. No se trata de gritar a los 4 vientos, sino se trata de ver la manera de hacer llegar el mensaje.

Supongamos un ejemplo, Juan Perez lleva trabajando 10 años como Analista de Finanzas en la misma empresa, es responsable, sus jefes lo aprecian, llega siempre a hora y cumple todas sus funciones. La empresa crece, y se incorpora a otro Analista Financiero más, se llama Luis Rojas, es un joven ambicioso, lleno de ideas, también responsable, pero más sociable que Juan, en el almuerzo, comparte con otros compañeros, y les cuenta de sus pequeños avances, en las reuniones de Directorio utiliza llamativas presentaciones, donde demuestra los resultados. Ambos son profesionales y saben lo que hacen, la diferencia radica en que uno lo muestra y el otro no. En el mundo actual, debemos encontrar maneras de destacarnos, de hacer notar nuestro aporte y aquello que nos hace únicos.

En resumidas cuentas, somos más que solo profesionales, somos nuestra marca personal, aquella que se compone de nuestras ideas, nuestro comportamiento, nuestras opiniones. Vivimos en un tiempo en el que “pre-juzgar” está mal, pero les puedo asegurar que no dejamos de hacerlo, todos nos hacemos una “idea previa” de la persona, en base a ciertos parámetros que juzgamos como buenos o malos. En el pasado, la reputación de una persona estaba marcada solo por un grupo de personas, en la actualidad el mercado es el mundo, porque con la llegada de la conectividad y globalización, somos para el resto, lo que reflejamos, y en términos profesionales, difícilmente tenga credibilidad una persona que por ejemplo aparece en una foto de perfil desaliñado o con alguna actitud indebida.

El mundo se aumento, al crecer la red. Somos globales.

Tu imagen personal, hoy es una imagen digital mayormente. Uno se hace una “idea” de la persona, por sus palabras, sus opiniones, el tipo de contenido que comparte. Cada red social, es como un “club”, LinkedIn, es por excelencia, el Club de los Profesionales, y si aun no tienes una cuenta, te invito a que la crees, y le dediques un tiempo a completarla bien, con información adecuada y una buena calidad de imagen, ya que es una manera de hacer visible aquello que sabes hacer y por lo cual, muchas personas estarían dispuestas a pagar.

Una atípica fusión entre arte, negocios y emprendedurismo.